Una moneda al aire

guardians-of-the-galaxy-poster-rocket-groot-dl

Guardianes de la galaxia es Marvel con drogas. No de las peligrosas, de esas que llenan las portadas con huevos friéndose o gusanos penetrando por la nariz, de las que reptan por los callejones dejando tras de sí dramas terribles. Es droga socialmente aceptada, ligeramente conformista, salvajemente divertida y enormemente adictiva. Una película de superhéroes hecha tras unas copas de buen licor, unos cuantos porritos y, quizá, algo de psicodelia. Pero todo controlado. Un paquete familiar algo más picante que de costumbre, pero siempre dentro de los límites de lo establecido.

No me quejo. Marvel, como empresa multinacional y capitalista que es, está manejando el negocio con inteligente mano de hierro, siguiendo su calculado plan, asumiendo las pérdidas con elegancia y arriesgándose lo justo y necesario. Guardianes de la galaxia, bajo esta premisa, es más disfrutable si ya vas alienado para ello: si te has dejado llevar por el aire de cachondeo de sus tráilers, su banda sonora y la gozosa estampa de un mapache parlanchín pegando tiros sobre una especie de ent. Es la película de la temporada, que en apenas cuatro meses se ha metido en el bolsillo a todo el mundo con la promesa cumplida de antemano de ofrecer la necesaria dosis veraniega de gamberrismo extravagante, diversión sin complejos y entretenimiento sin pretensiones. Fuera de eso, te das cuenta de que en el fondo es más convencional de lo que parece a simple vista: que sigue siendo una película con factura Marvel, un eslabón más del negocio. Y, sin embargo, te da igual: porque sabes que han dado en el clavo; que el futuro del género (cada vez más desgastado y necesitado de reinvención si quiere sobrevivir) recae en propuestas moderadamente arriesgadas, que convenzan al público en primer lugar y a los estudios en segundo con que no todo se reduce a colorines y fuegos artificiales efectistas que nos hagan pasar por caja. Siempre es posible experimentar, aunque por ahora sea con pasos muy calculados. Pero son pasos adelante, al fin y al cabo.

RonanGotgTextlessPoster

Claro que aventuras qué podría salir bien si solo se decidiesen a cruzar la línea. Me figuro que será conveniente para el estudio/espectador que el mal esté personificado en un fanático religioso que solo tiene en mente el genocidio. Ronan es un desalmado prometedor: nunca vemos sangre, pero sabemos que sus manos rebosan de ella. Sabemos que ha matado a la familia de Drax, aplasta cráneos con su martillo sin despeinarse, rompe sin tapujos los tratados de paz y ordena asesinar a todos los reclusos de una cárcel donde antes hemos visto a un simpático vejete con una pierna metálica y a una mujer que llora al ver en un holograma a su familia. Carece de moralidad, siente una atracción repulsiva por la muerte; justificamos, pues, querer ver su cabeza en una pica, porque es el único modo de parar su rastro destructivo.

Pero esta es una película de consumo: el salvajismo solo se intuye, y ni siquiera nos permiten imaginarlo con pelos y señales. Y no veremos ningún tono gris. Nos informan de que la sed vengativa de Ronan proviene de siglos de guerra entre su raza y los impecables Nova. Puedo imaginarme un flash-back en el que él, de niño, observa cómo las tropas de la impertérrita Nova Prime (Glenn Close) aniquilan a su familia en nombre del “orden”. Y ahí tendríamos matices, que construirían una base que no justificaría al villano pero sí le daría entidad, empaque, personalidad. Incluso ello establecería una siniestra dualidad con el simpaticote-huérfano-forajido Starlord, y de ahí a marcar paralelismos con una “policía de mundo”/Nova con terribles pecados terroristas en su cuenta solo hay un paso. Pero no interesa complicarse la vida: lo que recibimos son blancos y negros bien marcados, por mucho que los héroes, en esta ocasión, sean una panda de perdedores.

guardians

Y, aun así, disfruto. Porque he tenido dos horas entretenidísimas, desenfadadas y, ante todo, muy bien llevadas. No busco un Caballero Oscuro (trilogía que tampoco explotó su ambigüedad, aunque sentó unas bases estupendas). Tengo a un grupo de héroes al que le he cogido cariño desde la primera entrega de la futura saga, y solo por eso el objetivo fundamental está sobradamente cumplido. Tengo a un villano al que detestar, un peligro latente que sostiene toda la trama y pequeñas píldoras argumentales que siguen edificando el edificio Marvel. Tengo una historia sólida, donde las motivaciones de los “héroes” están siempre claras y ninguna de sus decisiones chirrían. Tengo un cómic en pantalla: drama, épica y sentimientos, equilibrados con acción y diversión; una película que no tiene miedo en contar grandes hazañas sin perder su espíritu aventurero (bendita space-opera) y, menos mal, desmitificador de cansinos tópicos de solemnidad impostada.

Guardianes de la galaxia, en definitiva, es la prueba de que al fin se están haciendo las cosas bien. Bajo los preceptos empresariales, cierto, pero esas son las inamovibles reglas del juego: la moneda siempre tiene dos caras, pero por lo menos hay algunos artesanos que, con esta base, están sacando resultados satisfactorios. Llegará el momento próximamente, espero, en que las drogas sean algo más salvajes. Hasta entonces, querré adoptar a un mapache parlanchín, me compraré una planta en una maceta y bailaré el Awesome Mix Vol. 1. Porque mola.

Anuncios

5 pensamientos en “Una moneda al aire

  1. Pingback: Punto de inflexión | DESCENDIENDO DESDE ORIÓN

  2. Pingback: Aún hay esperanza | DESCENDIENDO DESDE ORIÓN

  3. Pingback: Tomándoselo en serio | DESCENDIENDO DESDE ORIÓN

  4. Pingback: Dimensión no tan oscura | DESCENDIENDO DESDE ORIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s