¿Por qué nos caemos? | Resucitando al murciélago

nolan

En privado, empezamos a plantearnos la vaga idea de adónde conducirían una segunda o tercera película. Rápidamente lo deseché. Era como: “¿Sabes? Tienes que darlo todo en una sola película y tan solo intentarlo y hacer una gran película porque puede que no vuelvas a tener esta oportunidad”. Y entonces, cuando tuvo éxito, fuimos capaces de pensar: “Vale, ¿qué podríamos hacer en la secuela?”

Entrevista a Christopher Nolan, The Hollywood Reporter, 03/01/2014

 

Diez años después de Batman Begins, siete desde El Caballero Oscuro y tres desde El Caballero Oscuro renace, todavía sigue siendo pronto para analizar hasta dónde ha llegado la labor de Christopher Nolan y su trilogía: cuál ha sido su influencia en el género de superhéroes, qué punto de inflexión marca en la franquicia cinematográfica de Batman y qué ha aportado a su propia filmografía como director. Porque los superhéroes miran ahora ensimismados a Marvel, la próxima visita del hombre murciélago a nuestras pantallas no llegará hasta dentro de un año y en otras manos, y tras Batman solo hemos tenido una épica espacial firmada por Nolan.

Sin embargo, y puesto que su relevancia posterior aún no es abordable ni cuantificable, sí que es innegable el impacto que causó esta trilogía tan particular, tan especial, en el panorama general del cine comercial de la última década. Como primer gran taquillazo desde El retorno del rey, lo que abrió la veda para que la lista de películas más exitosas de la Historia se haya copado de estrenos muy recientes; y como punto de inflexión, junto a Los Vengadores (2012), en dicho género, al establecer vías de creación “de autor” asentadas y legitimadas en público, crítica y taquilla. Más que de la influencia de Nolan (que la hay, pero ese es otro tema), debemos hablar de la trilogía El Caballero Oscuro como la prueba definitiva de la madurez del cine superheroico y el comienzo de su Edad de Oro dentro de la industria. La etiqueta “nerd” y marginal se diluye, y Batman acompaña en este proceso: las tendencias que provienen de los inicios (Singer y Raimi experimentando a comienzos de la década del 2000) se cristalizan en nuevas vías.

Estos aspectos, por desgracia, son generalmente ignorados por un público demasiado polarizado entre seguidores fanáticos y detractores acérrimos, entre opiniones que van de lo “visionario” a lo “prepotente”, y a las que les cuesta poner el producto en contexto. Evidentemente, la fantasía superheroica cinematográfica casa a duras penas con el realismo o la verosimilitud; el cómic, sin embargo, sí ha demostrado asimilar muy bien con la denuncia social y las tramas más maduras, adaptadas a lectores que han crecido junto al medio. Nolan, como uno de esos lectores, trata de plasmar ambas vías en su trilogía: cine de superhéroes realista a la vez que serio. Es un proyecto ambicioso. Y lo importante no es si lo consigue, sino que se hace viable porque cuenta con el respaldo de un estudio que no duda en invertir confiadamente en semejante riesgo.

batman0II

No nos compete, por tanto, dilucidar si su labor fue buena o mala. Ante todo, fue necesaria y llegó en el momento justo. Estamos en el período 2005-2012: era de Bush y de Obama, del fin de la guerra de Irak, de un mundo que aún sueña con septiembre, de la llegada y asentamiento de una terrible crisis, del fenómeno Avatar, del afincamiento de la moda ochentera, del auge de las redes sociales, del regreso de las diez nominadas a los Oscar. Y un joven director británico, que hasta entonces había llamado la atención en los círculos independientes pero que en el fondo esconde una enorme ambición de inconfesables raíces “frikis”, recibe la oportunidad de rodar su visión del Caballero Oscuro.

Hoy lo hemos olvidado, pero en 2005 la franquicia de Batman estaba tocada de muerte y llevaba ocho años sin pasearse por la pantalla; el ahora tan de moda concepto de “reboot”, de hecho, acaba de nacer por aquel entonces. Tampoco debemos pasar por alto que esta trilogía jamás se concibió como tal; el fenómeno de sagas tripartitas y epílogos divididos también es muy reciente. Tenemos, así, tres películas con tres claros objetivos: resucitar y asentar una vieja franquicia, adaptarse a las mutables necesidades del público para hacerse un hueco en un género en expansión, y lograr una coherencia narrativa interna como un solo bloque, una visión particular del personaje. La responsabilidad es enorme: el material tiene 65 años y ha experimentado numerosas reinvenciones, numerosas figuras de autoridad que ya han sentado cátedra. Y Nolan reacciona y se suma a la lista.

En suma, si queremos abordar un análisis de esta trilogía dentro de sus propios términos, de sus rasgos internos y su contexto inmediato de producción y estreno, conviene aportar estos datos previos. El tiempo dará su veredicto, pero nosotros podemos opinar sobre lo que ahora tenemos: cuáles son los temas fundamentales de esta trilogía, de qué modo innovan, en qué se quedan a medio gas, en qué son conservadores, dónde arriesgan, donde triunfan, cómo se desarrollan y establecen conexiones entre sí. Queda por delante plantear una serie de puntos que sirvan de introducción al mundo de Batman visto por Christopher Nolan. Encendamos la señal, y sean bienvenidos.

Anuncios

5 pensamientos en “¿Por qué nos caemos? | Resucitando al murciélago

  1. Pingback: ¿Por qué nos caemos?: el desafío del miedo | DESCENDIENDO DESDE ORIÓN

  2. Pingback: ¿Por qué nos caemos? | La seducción del caos | DESCENDIENDO DESDE ORIÓN

  3. Pingback: ¿Por qué nos caemos? | El pozo de Lázaro | DESCENDIENDO DESDE ORIÓN

  4. Pingback: ¿Por qué nos caemos? | Desmontando al murciélago | DESCENDIENDO DESDE ORIÓN

  5. Pingback: “Tierras altas, extensas y bañadas por el sol” | DESCENDIENDO DESDE ORIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s